Adquisición y aplicación correcta y creadora de la teoría militar marxista-leninista- page 2

revolución en Vietnam; a partir de ahí precisa las metas a lograr por la vía de la insurrección armada y la guerra revolucionaria; define que los ideales combativos de las fuerzas armadas son la independencia nacional, la democracia y el socialismo.

Mientras realizaba sus actividades en el extranjero estudió profundamente el marxismo-leninismo. La correcta comprensión de estas teorías, le permite expresar en la Declaración de la Unión de Colonias (redactada por él en julio de 1921), lo siguiente: “Si aplicamos las fórmulas de Karl Marx, podemos deducir que la causa de la liberación sólo puede lograrse con nuestros propios esfuerzos”1. Y reafirma: “Existen muchas teorías y doctrinas, no obstante, la más legítima, segura y revolucionaria es el leninismo.”2

Inspirado en los pensamientos revolucionarios y científicos de la clase obrera internacional, Ho Chi Minh precisa con exactitud las metas que deberá alcanzar la revolución vietnamita. Su pensamiento global, que se constata en escritos, tales como “El Camino revolucionario” (1927), “Breye Programa Político” y otros documentos, son la guía para la realización en Vietnam de una revolución “hasta el final”, de una revolución nacional democrática orientada hacia el socialismo, sin transitar por la fase de desarrollo capitalista. Ese objetivo revolucionario también constituye una meta a alcanzar desde la insurrección armada y la guerra revolucionaria, puesto que concerta la liberación del país con la salvación del pueblo y la liberación de la Patria con la edificación de un nuevo régimen realmente justo, que proporcione prosperidad, libertad y felicidad al pueblo. Una vez definidos los objetivos de la revolución y en el momento en que se crean las fuerzas armadas, que tendrán como núcleo al ejército popular, Ho Chi Minh afirma que las metas de esa lucha son lograr los objetivos revolucionarios orientados por el Partido. Hay un salto de calidad en la precisión de los ideales combativos, teniendo en cuenta que en la historia de la nación las fuerzas armadas, junto al pueblo, habían derrotado ya a diferentes enemigos en defensa de la Patria, pero nunca se habían planteado entre sus objetivos alcanzar la liberación del hombre y la felicidad verdadera del pueblo.
Que Ho Chi Minh haya adquirido él pensamiento científico-revolucionario de la clase obrera internacional, que sintetizaron los creadores del marxismo en el Manifiesto Comunista, y lo aplicara para determinar las metas de la revolución vietnamita, los objetivos de la insurrección armada, de la guerra revolucionaria y los ideales combativos del ejército, constituye precisamente lo más relevante de su obra.
Ho Chi Minh logra aplicar la “dialéctica”, como metodología de la doctrina militar marxista-leninista, para resolver los problemas que confronta la revolución vietnamita en el terreno militar.
Como él mismo expresó: “El marxismo tiene una ventaja, que es la dialéctica como metodología”. El sabe cómo utilizar bien esa “llave de oro” para solucionar los problemas en el terreno militar. Y son, tanto los principios como la dialéctica de la doctrina militar marxista-leninista, el “manual” que le ayuda a resolver el problema crucial: lograr cambiar la correlación de fuerzas. Lo mismo durante la insurección, que en la guerra, aplica las indicaciones de F. Engel en cuanto a

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *