Adquisición y aplicación correcta y creadora de la teoría militar marxista-leninista- page 4

materialismo histórico y dialéctico marxista-leninistas presentes en sus concepciones militares.

Ho Chi Minh entiende y aplica diversos principios de la doctrina militar marxista-leninista.

Después de reafirmar que la misión histórica de la clase obrera, es cavar la tumba del capitalismo y construir el comunismo, K. Marx y F. Engel señalan que la violencia revolucionaria es el camino correcto para que esta clase logre su propia liberación. La consigna combativa que ellos lanzaron en la década de los años cincuenta del siglo XIX fue “armar a la clase obrera”. V. I. Lenin aplica y desarrolla esa concepción en las nuevas condiciones históricas y plantea la necesidad de formar un ejército permanente de nuevo tipo para el estado socialista. Lenin considera que el trabajo político y partidista es uno de los principios irrenunciables para la creación del Ejército Rojo, y más importante aún, hacer que se cumplan los lineamientos y políticas del Partido para poder garantizar el éxito de la creación y la disposición de combate de ese ejército de nuevo tipo.

Ho Chi Minh reconoce los principios para la formación del ejército de nuevo tipo que refiere la doctrina militar marxista-leninista. Le presta especial atención al problema clave, cumplir con el principio de instaurar y fermentar su naturaleza clasista obrera.Pone también en práctica el principio de dirección absoluta, directa e integral del Partido sobre el ejército. Con la firmeza de esos principios, fomenta el fortalecimiento de la direccion del Pacido y la educación ideológica del proletariado, teniendo encuenta estas prácticas fundamentales que permiten fortalecer la naturaleza revolucionaria de las fuerzas armadas. En los momentos más difíciles, cuando la revolución enfrentaba serios peligros, el Partido Comunista de Vietnam, encabezado por él, aceptó ceder algunos escaños en el parlamento y el gobierno a otros partidos, pero siempre mantuvieron intacto el control absoluto de las fuerzas armadas, sin compartirlo con nadie. Se trataba de cumplir ese principio que Lenin recalcó: “El Partido dirige al ejército de manera directa, absoluta e integrar.

Ho Chi Minh comprende con profundidad y aplica de forma genial y creadora los principios para organizar la insurrección armada contenidos en la doctrina militar marxista-leninista. En la lección que impartiera a los alumnos vietnamitas del curso de capacitación política realizado en Guangzhou (China), entre 1924-1926, les explica a fondo la necesidad de saber escoger el momento oportuno para la insurrección. Más tarde, cuando junto al Partido dirige a todo el pueblo en la preparación y ejecución de la insurrección armada, conocida como la Revolución de Agosto de 1945, presta especial atención a dos asuntos claves: los preparativos de las fuerzas revolucionarias, compuestas por las fuerzas políticas y las militares; y a la determinación del momento oportuno para tal evento. La creatividad de Ho Chi Minh y de nuestro Partido está en haber sabido obedecer tanto a los principios que esbozaron los fundadores del marxismo-leninismo sobre la insurrección armada, como a las exigencias propias de las condiciones de Vietnam para la misma, que requerían, en nuestro caso, primero de la organización de insurrecciones parciales, para llegar a la insurrección general, con el fin de que el pueblo pudiera tomar el poder en todo el país. Esta contribución de Ho Chi Minh y de nuestro Partido enriqueció aun más la teoría militar de Karl Marx y Lenin.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *