Adquisición y aplicación correcta y creadora de la teoría militar marxista-leninista- page 5

En correspondencia con la teoría de guerra de los fundadores del marximo-leninismo y su aplicación, Ho Chi Minh presta especial atención a la solución correcta de las relaciones entre la guerra y la paz, entre la guerra y la política. El pone en alto la bandera de la paz, pero sabe que mientras más concesiones se hacen, más se aprovecha el enemigo con su clara intención de conquistar a toda costa el país, por lo que no hay otra vía y llama a todo el pueblo a levantarse oponiéndole una resistencia popular, multifacética y prolongada.

Reafirmó reiteradamente: “El Partido dirige la guerra revolucionaria y ésta es una guerra del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, que persigue alcanzar los objetivos políticos de independencia nacional, soberanía estatal, felicidad para el pueblo y avance hacia el socialismo”. Hizo énfasis en que el papel del Partido consiste en determinar las estrategias, promover la participación popular en la resistencia, consolidar la retaguardia, consolidar el estado político y moral del pueblo y del ejército.

Preconizó continuamente que había que llevar a cabo la resistencia en todos los terrenos: militar, político, económico, cultural y diplomático, pero sabiendo que “el terreno militar juega el rol clave en la resistencia”. Valoró que el tiempo es fuerza, por lo que promueve la resistencia prolongada, así como simultanear la

y las de la época; la decisión intransigente de mantener la posición de ofensiva, atacar sin cesar, hacer retroceder al enemigo paso a paso, aniquilar al enemigo parte a parte, para poner fin a la guerra con el logro de la victoria total.

Así, con su ascenso al marxismo-lenismo y a su teoría militar, Ho Chi Minh capta esos contenidos y los procesa conforme a las características de la revolución vietnamita. Su crecimiento esencial está en haber hecho suyo el pensamiento revolucionario y científico que se expresa de manera concisa en el Manifiesto del Partido Comunista y en las teorías del materialismo dialéctico. Al mismo tiempo reconoce y aplica creativamente los principios fundamentales de la doctrina militar marxista-leninista, entre los que se destacan la naturaleza clasista obrera del ejército de nuevo tipo, las circunstancias revolucionarias, lo oportuno del momento para la insurrección, el objetivo político de la guerra, el desarrollo de la superioridad del nuevo régimen y el papel decisivo del hombre en la guerra revolucionaria. De modo que la doctrina militar marxista-leninista constituye la raíz de sus concepciones militares y éstas son por demás las que garantizan el salto cualitativo de esas concepciones. Esto se refleja con profundidad al determinar las metas políticas, primero, las de la insurrección armada, después, las de la guerra revolucionaria y los objetivos del ejército, que no podían ser otros que la independencia nacional, la democracia y el socialismo; en aras de la prosperidad, el bienestar y la felicidad verdaderos del pueblo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *