Ascenso y crisis del reformismo liberal (1832-1837)-1

Entre 1826 y 1832 se unian todas las fuerzas contra la independencia de Cuba. Los Estados Unidos e Inglaterra habian decidido, por distintas razones y por recelo mutuo, apoyar a Espana en Cuba; el gobiemo espanol habfa dejado defomentar sus aspiraciones de reconquis- tar Hispanoamerica y a cambio, Mexico y Colombia habian dejado de fomen¬tar la separacion de Cuba de Espana. El sueno bolivariano de una gran confederation de estados latinoamericanos se deshacfa en pedazos; primero, con la guerra civil entre Colombia y Venezuela, que termino con la separacion de ambas y la creation de las dos republi- cas independientes (1829); segundo, con la abolition de la constitution bolivariana en Peru; tercero, con la conversion de la provincia de Quito en re- publica independiente; cuarto, con el asesinato del general Antonio Jose de Sucre, el Heroe de Ayacucho, y quinto, con la muerte del propio Bolivar, el 17 de diciembre de 1830.
En Cuba, la alianza entre el poder colonial y la burguesfa esclavista -personificada en el gobemador espa- nol Francisco Dionisio Vives y el intendente cubano Claudio Martinez de Pinillos—, habfa logrado eliminar los principales focos de rebeldfa. La tesis polftica era que no debfan existir liber- tades en una isla donde existia una tan amplia masa de esclavos.
Este conjunto de factores intemos y extemos posibilito un cambio en las vias politicas con el ascenso del refor-
mismo liberal a primeros pianos ante la imposibilidad de un movimiento separa- tista. Independentistas y reformistas se unieron en un nuevo movimiento; en unos casos, con un sentido tactico, y en otros, como una concepcidn estrategica. Desde sus inicios el movimiento tuvo un lider indiscutido en el alumno mas destacado
de Felix Varela y uno de sus mas cercanos colaboradores, Jose Antonio Saco. Ahora la batalla fue esencialmente de ideas. La primera que se dio fue entre el espanol, por mas senas protegido de Pinillos, Ramon de la Sagra, y el propi0 Saco, y tuvo su origen en los ataques que el peninsular lanzo contra la poesfa de Heredia y las frases poco respetuosas que uso contra el padre Varela. Saco contra- ataco y Sagra tuvo que batirse en retirada; ninguno de los dos bandos ignoraba que detras de la polemica literaria estaba, como substrato, la polemica polftica entre espanoles y criollos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *