Ascenso y crisis del reformismo liberal (1832-1837)-3

Ante el predominio de los liberales en Espana, de nuevo se presento el con- flicto con Cuba, debido a sus intenciones de reajuste del sistema colonial. La primera senal de las nuevas intenciones colonialistas que movfan a los liberales peninsulares se manifesto cuando estos eliminaron las Facultades Omnfmodas en la Peninsula pero las mantuvieron en Cuba. Nada justificaba esta abierta diferen- ciacion en el tratamiento de ambas partes. El segundo hecho que demostro las intenciones liberales fue el nombramiento del general Tacon como gobemador de Cuba y la polftica que este implanto, que algunos autores han atribuido a la .circunstancia de que este era un general Ayacucho, es decir derrotado por las tropas bolivarianas, por lo que le tema especial aversion a lo americano, pero, si esto es cierto, no es ello lo que explica la polftica de los “taconazos”. La rafz del problema era el intento de favorecer a la burguesia comercial espanola y crear mecanismos administrativos que garantizasen la colocation de la economia cu- bana en funcion del desarrollo peninsular.
Alrededor del capitan general se unieron los comerciantes espanoles, entre los cuales surgieron -fundamentalmente en el negocio de la trata de esclavos- inmensas fortunas. Elios constituyeron la llamada “camarilla palaciega”. La for-ma en que el capitan general expulso a los aristocraticos criollos miembros de la burguesia esclavista de Cuba del Palacio de los Capitanes Generales, lo que en esencia significaba el intento de separarlos del poder politico, pretendfa cambiar la historica relation de poder en la Isla.
La existencia en Cuba de un poder quizas mayor que el del propio capitan general, pues era esencialmente economico, se hizo sentir contra las intenciones de los liberales peninsulares. Este poder se concentraba en la Superintendencia General de Hacienda de la isla de Cuba y en la Intendencia de La Habana que estaban en manos del cubano Claudio Martmez de Pinillos, conde de Villanueva. A su alrededor se unio el sector de la burguesia esclavista desplazado por Tacon, no tanto del poder real -cosa que no podia lograr con medidas administrativas- como de la administration politica de la Isla. El hombre comun contemplo, con cierta ironfa los alardes de fuerza de ambos grupos rivales. Si Pinillos acometfa la construction de un acueducto para la ciudad habanera, Tacon ordenaba la crea¬tion de fosas mauras en cada casa. El intendente desarrollo el ferrocarril y edifico una imponente terminal que, por supuesto, llevo su nombre, Villanueva; Tacon creo el Paseo Militar o Campo de Marte con la calzada que hasta entonces se habfa llamado de San Luis Gonzaga y que ahora tambien fue bautizada con su nombre. La pugna llego hasta tal punto que cuando Tacon coloco una lujosa fuen- te de marmol, la Pila de Neptuno, Pinillos replied con otra mucho mayor y mas lujosa de sabor americano, la Fuente de la India. Un sfmbolo dejo Tacon de sus concepciones constructivas: la carcel de La Habana que fue inaugurada como la mayor de America Latina.
Ante las ausencias de Varela y Saco, la figura mas significativa del movi- miento reformista lo fue Jose de la Luz y Caballero. En 1836 se crearon las con- diciones para una prueba de la fuerza de las tres tendencias en pugna. En ese ano se produjo la convocatoria para las Cortes constituyentes. En La Habana, Jose de la Luz y Caballero y en Santiago de Cuba, Juan Bautista Sagarra, unieron sus esfuerzos y lograron la election del desterrado Jose Antonio Saco como diputado de esta ultima ciudad a las Cortes. Pero cuando sus poderes le llegaron a Saco, ya estas habfan sido suprimidas. Dos meses despues es nuevamente electo a Cortes pero tampoco puede tomar asiento ya que el Motfn de la Granja obligo a la reina a abrogar el Estatuto Real y jurar la Constitucion de 1812. En Cuba, la revuelta encuentra un rapido apoyo en el general Lorenzo, gobemador de Santiago de Cuba.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *