Ascenso y crisis del reformismo liberal (1832-1837)-4

Era el general Manuel Lorenzo un lfder progresista en la Peninsula. A1 co- nocer la implantation de la Constitucion de 1812 hizo, con toda solemnidad, su proclamation en todo el distrito a su mando. Lorenzo ya se habfa ganado las simpatfas del grupo de santiagueros reformista formados por Kindelan, Munoz del Monte y Porfirio Valiente, entre otros, por las libertades dadas a la prensa oriental. Sus concepciones, diferentes a las de Tacon, habfan creado ya serios problemas entre ambos. El capitan general destituyo a Lorenzo pero este monto la artillerfa en los fuertes, armo las milicias orientales y ordeno el estado de de- fensa del departamento. Tacon decreto el bloqueo del puerto de Santiago por dos navfos de guerra -la corbeta Cautivo y el bergantm Cubano- y ordeno el avance de las tropas. El 18 de diciembre la guamicion se nego a obedecer las ordenes de Lorenzo. La milicia no mostro interes en sostener al jefe de la plaza, por lo que al general no le quedo mas remedio que entregar el mando al coronel Fortun y par- tir, con los mas comprometidos, hacia Jamaica.
En medio del movimiento de Lorenzo, Saco salio electo, por tercera vez, delegado a las Cortes constituyentes en octubre de ese ano. Pero sucedio enton- ces uno de los hechos de mayor repercusidn en el futuro de las relaciones Espana-Cuba. En las reuniones previas a la apertura de las Cortes se acordo que Espana era solo el territorio peninsular e islas adyacentes, mientras que las hasta entonces provincias de Ultramar -Cuba, Puerto Rico y Filipinas- no solo queda- ban sin representation en las Cortes -por primera vez en su historia-, sino que tambien quedaban excluidas de la jurisdiction constitucional. En ellas seguinan rigiendo las Facultades Ommmodas de los capitanes generales, que las coloca- ban al arbitrio de ellos y exentas de las mmimas libertades. Los constituyentes declaraban que para estos territorios se dictanan, con posterioridad, leyes espe- eiales que, por lo menos en el caso de Cuba, nunca se llegaron a legislar. Sobre las causas de esta determinacion, que segreg6 definitivamente a la Isla de la inte-gridad espanola, se han afirmado varias tesis. En esencia, el hecho de que el domingo 16 de abril de 1837 se aprobaran estas determinaciones por 150 votos a favor y solo dos en contra, lo que cambiaba el status historico de Cuba, solo es comprensible dentro de la linea colonialista del liberalismo espanol. Asombrosa- mente uno de los argumentos mas usados era la insurrection del general Lorenzo en Santiago de Cuba, precisamente un movimiento protagonizado por un espanol liberal. Tacon, incluso, hizo llegar a las Cortes la acusacion de que Saco repre- sentaba a los protagonistas del movimiento. Pinillos contribuyo decididamente haciendo llegar una carta firmada por mas de cuatro mil propietarios de la Isla que se oponfan a la presencia de los delegados cubanos y clamaban en contra de que se implantaran en Cuba las libertades constitucionales. Esta union reacciona- ria se sintetizo en las palabras de un diputado, nada menos que liberal progresis- ta: toda novedad politica que alii se haga es un paso hacia la independencia, y todo paso que se de hacia la independencia es un paso de exterminio y de ruina de los capitales y de las personas [...] La Isla de Cuba digo que si no es espanola es negra, necesariamente negra. El argumento colonialista, racista y clasista desconocia el potencial popular que se estaba fra- guando en las bases de la sociedad que, anos despues, los sorpirendena.
La promulgation de la nueva Constitution liberal, menos radical que su antecesora, no cambio la situation existente en la Isla pero creo una sustan- cial diferencia jurfdica, politica e ideologica. Mientras la de 1812 declaraba La naci6n espanola es la reunion de los espanoles de ambos hemisferios, esta hacia exclu¬sion absoluta de los americanos. Saco definio la nueva politica con terminos lapidarios: Cuba ha pasado a ser de una provincia de Ultramar una colonia esclavizada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *