DESPLIEGUE DE LA FUERZA DE TODA LA NACIÓN page 4

Las Breves Tácticas pretendían que el Partido ganara y agrupara a las amplias masas obrera y campesina, entrara en contacto con los pequeños burgueses, intelectuales y campesinos adinerados, etc., con el fin de incorporarlos a la revolución. Mientras que con los campesinos ricos, medianos y pequeños terratenientes, así como los capitalistas annamitas que no se expresaban abiertamente como contrarrevolucionarios, había que aprovecharlos y neutralizarlos. En cuanto a los sectores que se oponían públicamente a la revolución (como el Partido Constitucionalista y otros) había que derrocarlos. En los contactos con otras clases, era indispensable mantener suma cautela, no aceptar concesiones o conciliaciones que dañaran los intereses de los obreros y campesinos, ni sacrificar estos intereses a favor de ninguna otra clase. El llamamiento anunciaba al pueblo vietnamita entero que el Partido Comunista de Vietnam luchaba “por la liberación de todos los hermanos oprimidos y explotados”.

Analizando los designios y las maniobras militares del imperialismo y señalando al mismo tiempo el latente peligro de una nueva guerra mundial, Nguyen Ai Quoc expuso: “Las severas contradicciones económicas entre los países imperialistas provocaron la guerra mundial de 1914-1918. Después de esa masacre sangrienta, el mundo se dividió en dos frentes: el frente revolucionario que incluye los pueblos oprimidos y la clase proletaria explotada en todo el mundo, y el frente del imperialismo”. El llamamiento continúa: “La segunda guerra mundial se está preparando febrilmente. Una vez estallada esa guerra, seguramente el imperialismo francés nos empujará a una masacre criminal. £* imperialismo francés por su parte incrementará sus fuerzas militares para reprimir la revolución vietnamita y prepararse para una nueva guerra imperialista en el Pacific0 con el fin de extender sus colonias”. Finalmente Nguyen Ai

Quoc afirmó: “La opresión v la explotación inhumanas perpetradas por el imperialismo francés hacen comprender al pueblo que con la revolución existe la vi^a y sin la revolución, la muerte. De manera que el movimiento revolucionario se desarrolla cada día más.”

El primer programa político del Partido concordaba con la corriente revolucionaria de la época y respondía a la voluntad, las aspiraciones y los intereses de los obreros, campesinos y de toda la nación oprimida y, por ende, recibió un amplio respaldo de todo el pueblo y la simpatía de las inmensas capas populares. Tras la fundación del Partido Comunista de Vietnam, sus organizaciones de base se desarrollaron rápidamente en las fábricas, las minas y la zonas rurales. Aparecieron sucesivamente diversas agrupaciones revolucionarias que jugaron el rol núcleo del movimiento de lucha revolucionaria de las masas populares. Bajo la dirección del Partido Comunista de Vietnam unificado en todo el país, el movimiento revolucionario del pueblo se desarrolló fuertemente alcanzando el apogeo revolucionario de 1930- 1931. La fuerza del movimiento logró desintegrar el aparato dominante del colonialismo francés y del feudalismo en numerosas regiones rurales de las dos provincias Nghe An y Ha Tinh. El poder de los soviet fue creado en numerosas aldeas y comunas. Tan pronto como lograra su creación, el poder de los soviet en aldeas y comunas promulgó los derechos del pueblo a la libertad y la democracia. El apogeo revolucionario de 1930-1931 constituyó la afirmación del pensamiento militar de Nguyen Ai Quoc de que la empresa de liberación nacional no podía realizarse mediante métodos pacíficos sino con la violencia revolucionaria para destruir la base del imperialismo, puesto que el imperialismo y el colonialismo imponían su dominio sobre los pueblos colonizados con una fuerza militar sumamente cruel. L& violencia revolucionaria era la violencia de las masas incluyendo dos fuerzas: la política y la militar, con dos formas de lucha combinadas: la lucha política y la lucha armada.

Mientras que Nguyen Ai Quoc logró precisar con exactitud la línea, la meta y la fuerza motriz de la revolución vietnamita así como los objetos de la revolución, y su pensamiento penetró en la práctica con una enorme fuerza; la Internacional Comunista, debida a la falta de información y experiencia práctica respecto al Oriente y la situación en los países colonizados en Indochina y sobre todo influenciada por la tendencia “izquierdista” que predominaba a raíz del VI Congreso de 1928, no valoró correctamente la capacidad y la fuerza de otras clases y capas populares además de las dos clases obrera y campesina, y por lo tanto rechazó la idea de alianza con la burguesía nativa y los sectores adinerados en el campo.

En junio de 1931, de nuevo Nguyen Ai Quoc fue arbitrariamente detenido y encarcelado por los imperialistas británicos en Hong Kong. Después de salir de la cárcel, en enero de 1933, volvió a la Unión Soviética y tuvo que permanecer inactivo. Este fue un período en que enfrentó duras pruebas, pero siguió insistiendo en sus criterios ideológicos y estando al tanto de los acontecimientos nacionales e internacionales. Y justamente en este mismo tiempo hizo varias propuestas a la Internacional Comunista y al Comité Central del Partido Comunista de Vietnam con miras a impulsar el desarrollo del movimiento revolucionario y de liberación nacional. Al darse cuenta de la inmadurez ideológica y teórica de la mayoría de los militantes comunistas en las colonias, el 16 de enero de 1935 Nguyen Ai Quoc envió una carta a la Comisión Oriental de

Internacional Comunista planteándole una inquietud “absolutamente necesaria”: era  indispensable crear condiciones para que la juventud vietnamita y de las colonias pudieran adquirir los conocimientos más elementales, incluyendo los militares, que debe tener un combatiente revolucionario. Le pidió a la Comisión Oriental la publicación de libros pequeños que abordaran diversos temas, incluyendo el problema de la insurrección armada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *