Entre el temor y la ira: el anexionismo -6

El primer intento de Lopez fue en 1849. Se origino en Cat’s Island y fue disuelto a instancias del capitan general de la Isla. El segundo, organizado en isla Redonda, fue liquidado por orientation expresa del presidente estadouni- dense Zacarias Taylor como consecuencia de su cambio de politica con res- pecto a la anexion de Cuba a los Estados Unidos. La expedicion del vapor Creole logro partir de Nueva Orleans el 13 de mayo de 1850 con un total de 610 hombres.
Este contingente estaba integrado por dos grupos; uno compuesto mayoritaria- mente por hungaros que procedfan de Kentucky y otro de norteamericanos reclutados en la Louisiana. En esta expedicion solo se enrolaron cinco naturales de Cuba. Previamente Narciso Lopez le habia ofrecido al general norteamericano John A. Quitman el nombramiento de general en jefe de Cuba con plenos pode- res, reservando para su persona el cargo de segundo al mando.
El proposito de esta expedicion era crear un Estado que se proclamana “re- publicano, democratico y libre”, a fin de solicitar, tal como lo habfa hecho Texas, la anexion a los Estados Unidos. Quitman, alegando su condition de gobemador de Mississippi, no acepto la nomination pero mantuvo contacto con el grupo lopista, estimulandolo e incluso insinuandole que mas adelante podia reconsiderar su negativa.
La expedicion del Creole arribo a Cuba, por la ciudad de Cardenas, el 19 de mayo de 1850. Aquf se enfrentb a una reducida guamicion de 17 hombres al mando del coronel de caballerfa Florencio Ceruti, reforzado por el alferez Jose Morales. Estos se rindieron al ser incendiado el edificio de gobiemo. Lopez per- manecio en la ciudad solo un dfa, tiempo durante el cual, salvo la incorporacion del puertorriqueno Teodoro Gotoy, no obtuvo ningun apoyo de la poblacion. In- mediatamente, ante el avance de las tropas enviadas por el gobemador Federico Roncali, reembarco hacia los Estados Unidos.
El dfa en que Lopez ocupo la ciudad de Cardenas, fue izada, por primera vez, la que serfa nuestra ensena nacional. La sangre derramada por nuestro pue-blo en su justa lucha por la independencia y la soberama nacional, “lavaron” el origen anexionista, segun la feliz imagen de Jose Marti, de nuestra bandera.
La ultima aventura de Narciso L6pez se inicio el 1 ro. de agosto de 1851, cuan- do zarpo de New Orleans en el vapor Pampero. Lo acompanaban 600 hombres, de los cuales solo 49 eran naturales de Cuba. Desembarco el 11 de agosto en un lugar conocido por El Morrillo, en las Pozas, Pinar del Rio. Pronto sus fuerzas fueron divididas y exterminadas. Preso con otros expedicionarios, entre ellos el norteame- ricano Willian L. Crittenden, segundo jefe de sus fuerzas, murio en garrote vil a las 7 de la manana del dfa lro. de septiembre del mismo ano.
Los anexionistas camagtieyanos, por su parte, no compartian los criterios en cuanto a la nueva opcion reformista disenada por Alfonso. Para ellos estos cam- bios no solucionarfan el problema de Cuba. Segufan viendo en el modelo democratico-republicano norteiio la mejor altemativa. Cretan que con este fin debfan iniciar la lucha interna. Su imagen de los Estados Unidos resultaba una idealization bien ajena a su realidad interna y a los objetivos politicos de aquel pais. En 1851, los preparativos de un alzamiento en la region principena eran evidentes. El 4 de julio, dfa de proclamation de la independencia de los Estados Unidos, fue la fecha seleccionada para el alzamiento por Joaquin de Agtiero, abolicionista muy querido y respetado en Puerto Principe. Detenido por las fuerzas espanolas fue ejecutado el 12 de agosto en la sabana del arroyo de Mendez. Las mujeres camagiieyanas, en serial de luto, decidieron cortarse los cabellos. Tambien resulto fallido el alzamiento de Isidoro Armenteros en Trinidad, al igual que los intentos realizados en Vuelta Abajo en 1852.
La division entre los estados surenos y nortenos en los Estados Unidos, las contradicciones generadas por la esclavitud en esa nation y los problemas que la anexion de Cuba podia procurarle en la arena internacional, traen como consecuencia que, a partir de mediados de la decada del 50, la action de los Estados Unidos con respecto a la anexion disminuyese. En 1854 se produjo el rompimiento entre el norte y el sur de dicho pais debido al Kansas Nebraska Bill. Esta situation, que mas tarde desencadeno la Guerra de Secesion (1861-1865), detuvo momentaneamente el movimiento expansionista de los Estados Unidos.En ese periodo, la burguesia insular desarrollaria una de sus mas fructfferas etapas bajo el dominio colonial. La opcion anexionista no constitufa la altemativa que Cuba precisaba. Esto puede derivarse muy claramente del propio Domingo Goicuria cuando senalo: El deseo de poder contar con el coneurso de la clase propietaria de Cuba y con la cooperacion directa de los norteamericanos, habia obligado a los revolucionarios a aceptar el principio de la anexion con el corolario indispensable de respeto a la esclavitud africana en la Isla. El cubano revolucionario debia reconocer y declarar abiertamente su error, adoptar como ideal unico la aspiraci6n a la independencia, prescindir de la cooperation norteame- ricana pagada al precio de la anexion y de la esclavitud del negro y a fiar del propio esfuerzo y a los propios medios la conquista de la libertad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *