Las Indias que no son orientales – page 3

Con el retorno del rey Femando a la regencia de Castilla, en 1507, y bajo los efectos de la inminente llegada portuguesa a las Indias Orientales, se inició un proceso que partía de la ocupación del territorio antillano. El rey y sus con­sejeros -el obispo Juan Rodríguez de Fonseca, el comendador Lope de Conchillos y el tesorero Miguel de Pasamonte- comenzaron la reorganización de los mecanismos administrativos.

En 1512 se dictaron las Leyes de Burgos que constituyen el primer cuerpo legislativo para el Nuevo Mundo. Estas fue­ron el resultado de veinte años de experiencias acumuladas pero, también, del aún gran desconocimiento de América. En lugar de las hipotéticas factorías, la realidad americana les imponía una ocupación territorial y la explotación de la única riqueza abundante que se había encontrado: la mano de obra aborigen. Se trataba, ahora, de impulsar la búsqueda de metales preciosos, viejo objetivo, y desarrollar, a la vez, producciones agrícolas que pudieran ser comerciables. Hasta entonces, las inmensas inversiones hechas sobre el territorio americano no habían sido compensadas. El rey procuró descargar lo más posible el costo de las expediciones y conquistas sobre los particulares que, asociados con y en nombre de la Corona, estuviesen dispuestos, bajo las leyes castellanas, a exten­der la colonización.      .

Entre 1508 y 1510, se inicia la presencia permanente española en el territo­rio de Puerto Rico (1508) con la expedición de Juan Ponce de León y, en 1509, de Veragua (Panamá), Nueva Andalucía (Colombia) y Jamaica con las de Diego de Nicuesa, Alonso de Ojeda y Antonio Esquivel, respectivamente. El punto más conflictivo de esta expansión era Cuba. Aunque Colón había dejado asentado que no era una isla sino parte del continente, sucesivas expediciones que en algún momento tocaron su territorio como la de Juan Gaboto y Vicente Yáñez Pinzón parecían demostrar lo contrario. Por lo menos, el mapa confeccionado por Juan de la Cosa que había navegado con Yáñez Pinzón, muestra a Cuba como una isla. Estás dudas parece que existían en La Española hacia 1509 cuando el nuevo virrey, Diego Colón, decide enviar al navegante Sebastián de Ocampo a circun- navegar las costas cubanas. Este realiza el primer bojeo a la Isla que sirvió para

despejar el error de Colón. Según Ocampo, la población de la Isla era pacífica, existían buenas tierras para el cultivo y magníficas bahías como la de Jagua (Cienfuegos), y La Habana (que nombró Carenas por haber reparado sus navios en ella).

La decisión de crear un enclave español en Cuba parece que existía antes de la llegada de Diego Colón, acontecida en julio de 1509. Pero esa decisión tam­bién estaba dentro del conjunto de intereses del nuevo virrey. Después de un largo litigio, el hijo mayor del Almirante del mar Océano había recuperado, tem­poralmente, las concesiones que a favor de su familia se habían estipulado en las Capitulaciones de Santa Fe. A su llegada a La Española, en sustitución de Ovando, destituyó a todos los funcionarios nombrados por éste. La colonia quedó dividida en dos bandos: los femandistas (partidarios del rey) y los seguidores de la familia Colón. En la preparación de la expedición que debía asentarse en Cuba se mani­festó la contradicción entre ambos bandos. Mientras el virrey propúso a su tío Bartolomé Colón para su dirección, el tesorero real, Miguel de Pasamonte, sugi­rió la del antiguo colaborador de Ovando, Diego Velázquez de Cuéllar. La media­ción del rey dio por resultado una solución de compromiso: Velázquez asumiría la jefatura de la empresa pero el segundo de ésta, Francisco de Morales, era uno de los partidarios de Colón.

En fecha no determinada de la primavera de 1510, partía Velázquez con sus hombres, alrededor de unos 90, de la villa de Salvatierra de la Sabana y, poco después, arribaba a las costas de Cuba por la zona de la Palma en la bahía de Guantánamo, en la parte oriental de la Isla.

Welcome to: Agencias de viajes Vietnam

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *