Las proyecciones de un nuevo modelo colonial -2

La situacion creada permitio que un grupo de figuras importantes, cubanas y espanolas, de la burguesia insular participasen en acciones conspirativas contra el gobierno, entre ellas, el rico Catalan Ramon Pinto, director del Diario de la Marina, y antiguo contertulio de Gutierrez de la Concha, a quien lo unian lazos de amistad y de negocios como el de la urbanization del barrio de Luyano en La Habana. El propio general Pezuela, al observar esta situacion y la abierta tenden- cia anexionista de muchos comerciantes espanoles, expreso que aunque se supo- ma que estos pertenecian al partido integrista espanol, lo cierto era que se danan “hasta al turco” con tal de defender sus intereses.
En 1854, Leopoldo O’Donnell creaba la Union Liberal. Esta se caracteri- zaba por tener al frente un destacado grupo de militares que antes o despues de su fundacion mantuvieron estrechas relaciones con Cuba. Entre febrero y junio de ese ano, la oposicion a los moderados de Narvaez logro, bajo la Union Liberal y el mando de O’Donnell, cierta unidad. El 28 de junio, el general Domingo Dulce y Garay produjo en Vicalvaro un pronunciamiento militar que concluyo tres dias despues en un gobierno de coalition encabezado por Espartero y O’Donnell. Este ultimo termino por derivar a su favor el poder.
Con premura, Gutierrez de la Concha fue nuevamente nombrado capitan general de Cuba. En un extrano proceso, y por orden suya, su intimo amigo, Ramon Pinto fue detenido, condenado a muerte y fusilado. Tras su detention desaparecieron las cartas y los papeles que hubiesen podido comprometer a los generales unionistas que conspiraron contra el gobierno moderado asf como las huellas de la participation de la oligarquia cubana en ese proceso.
El regreso de Gutierrez de la Concha a Cuba el 21 de septiembre de 1854, signified un periodo relativamente estable para la alianza oligarquia-poder colo-nial, a la vez que el anexionismo entraba en una crisis irreversible. Sintomaticamen- te, pese a sus pronunciamientos contra la trata, se produce una reanimacion de esta. El alza de los precios y la demanda de azucar provoco un estado de prospe- ridad, de 1854 a 1856, que se concreto en el desarrollo de numerosas sociedades anonimas: Tal fue la confianza del capital que, en el espacio de un ano, el nuevo regimen atestiguo de la fundacion de 136 bancos y sociedades anonimas con un capital de 375 millones de pesos.
En 1857, una crisis economica provoco la ruina de muchas de estas instil ciones, pero en lo fundamental las grandes empresas azucareras y bancarias salie ron beneficiadas, debido a las transferencias de propiedad. Las diferencias entre un sector que se enriquecfa cada vez mas al arnparo del poder colonial y de otro que se arruinaba, se hacfan mas notables. De la misma forma que la situacion anterior habia facilitado la politica desarrollada por Gutierrez de la Concha, la crisis y sus consecuencias les fueron atribuidas. .
Desde el 24 de marzo de 1855, y como parte de las medidas represivas, este gobemador reorganizo los batallones de voluntarios, creados en epoca del pelj. gro anexionista pero, ahora, como una fuerza paramilitar contra los sectores crio- llos y las masas populares sin distincion de categorfas. Desde el primer momento estos cuerpos dieron muestras de la violencia e intransigencia espanolistas que los caracterizanan durante las guerras de independencia.
Las necesidades economicas de Espana, las aventuras colonialistas que ini- ciarian los unionistas -para la cual necesitaban cierto apoyo de la oligarquia de la Isla—, la urgencia de estabilizar la colonia cubana y la obtencion de recursos para el mantenimiento del poder en la Peninsula, explican la politica de concesiones. Elio abrio un nuevo espacio al reformismo, solo que ahora adquirio una connota- cion mas conservadora y elitista ante el evidente incremento del abolicionismo y el independentismo.
El 24 de noviembre de 1859 ocupaba el gobiemo de la lsla, en sustitucion de Concha -quien pasaba a ocupar el recien creado Ministerio de Ultramar desde donde seguina manejando los asuntos de Cuba-, el general Francisco Serrano y Dommguez, duque de la Torre y segunda figura en importancia de la Union Libe-ral. El nuevo gobemador definio su politica en los siguientes terminos: Yonohe podido menos que reconocer que las quejas de los cubanos son justas, que sus aspiraciones son legitimas, que no hay razon para que ellos, espanoles como nosotros, no tengan prensa ni repre-sentation ninguna en su gobiemo, ni una sola de las garantfas constitucionales a que en la peninsula tenemos derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *