Período 1945-1969 – page 1

En este período el pueblo vietnamita vivió dos guerras de resistencia, una contra los colonialistas franceses (1945- 1954) y otra contra los imperialistas norteamericanos (1954- 1975). El pensamiento militar de Ho Chi Minh acerca de la guerra del pueblo, del arte militar y de la retaguardia se formaron y desarrollaron. Su pensamiento sobre la construcción de las fuerzas armadas del pueblo alcanzó un alto desarrollo y fue comprobado en la práctica.

El 2 de septiembre de 1945, en nombre del pueblo vietnamita, Ho Chi Minh declaró solemnemente ante el mundo: “Vietnam tiene derecho a ser un país libre e independiente, y de hecho ya lo es. Todo el pueblo vietnamita está decidido a movilizar todas sus fuerzas morales y materiales y sacrificar sus vidas y propiedades para salvaguardar su derecho a la independencia y la libertad”1.

Vietnam, recién reconquistada su independencia, tuvo que enfrentarse a una situación extremadamente difícil: el poder revolucionario era aún muy joven, el aparato estatal y el ejército habían sido recién constituidos, las finanzas estaban en quiebra, el pueblo acababa de padecer una terrible hambruna a comienzos de 1945 provocada por los fascistas japoneses y los colonialistas franceses que cegó la vida de más de dos millones de personas y mantenía aún su amenaza mortífera. Al mismo tiempo, tropas de Inglaterra, Francia y China nacionalista se introdujeron en Vietnam con el propósito de estrangular y acabar con el joven estado obrero-campesino. Esta fue una etapa sumamente difícil para el nuevo estado de la República Democrática de Vietnam; pero Ho Chi Minh junto al Comité Central del Partido lograron dirigir al pueblo con genialidad para poder enfrentar estas difíciles pruebas. El 3 de marzo de 1946, el Presidente Ho Chi Minh y el Ejecutivo del Comité Central del Partido aprobaron la directiva que indicaba “conciliar para avanzar”, lo cual condujo a la firma de los Acuerdos preliminares entre Francia y Vietnam. Esta fue “una jugada verdaderamente excepcional y genial de Ho Chi Minh”.

El 31 de mayo de 1946, el Presidente Ho Chi Minh llegó a Francia en calidad de invitado de honor del gobierno francés. En ese mismo momento, se encontraba en Fontainebleau la delegación del gobierno de la República Democrática de Vietnam para las negociaciones franco-vietnamitas, encabezada por Pham Van Dong.

El 13 de septiembre, se disolvió la Conferencia de Fontainebleau y en la mañana del 14, la delegación de la República Democrática de Vietnam partió de regreso al país. En su afán por ganar más tiempo para los preparativos de la resistencia y lograr que los pueblos de Francia y del mundo entendieran mejor la buena voluntad de Vietnam, Ho Chi Minh tomó por sí solo una decisión de último minuto. En la noche del 14 de septiembre de 1946 firmó con los representantes del gobierno francés un Modus Viviendi. El Modus Vivendi estipulaba: “Ambas partes suspenden los enfrentamientos; la parte francesa garantiza los derechos a la libertad y la democracia en el Sur (Cochinchina) y pone en libertad a los patriotas vietnamitas detenidos; la parte vietnamita garantiza los intereses económicos y culturales de Francia en Vietnam; las negociaciones entre ambas partes se reanudarán en enero de 1947”.

Esta acertada decisión de Ho Chi Minh buscaba aprovechar hasta el último momento la posibilidad de “conciliar para avanzar”. Es también la última concesión que se haría teniendo claro que cualquier otra significaría la violación de la soberanía del país y de los supremos intereses de la nación.

Ho Chi Minh es un hombre amante de la paz y busca por todos los medios evitar la guerra, hasta ser capaz de hacer concesiones, por supuesto, sin renunciar a los principios. Una vez perdida toda posibilidad de paz, con decisión e iniciativa traza los lincamientos para la resistencia y la dirige en todas las etapas de la guerra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *