PROCESO DE FORMACIÓN Y DESARROLLO DEL PENSAMIENTO MILITAR DE HO CHI MINH – page 3

2. Período 1930-1945

Este es un período en que el pensamiento militar de Ho Chi Minh se. convierte en núcleo de los lincamientos militares del Partido Comunista de Vietnam en sus aspectos fundamentales: la formación de las fuerzas revolucionarias, la construcción de las bases, la teoría y la práctica de la realización de las insurrecciones armadas para la toma del poder.

El 3 de febrero de 1930 nació el Partido Comunista de Vietnam. El Congreso fundacional del Partido aprobó sus Breve Programa Político, Breves Tácticas, Programa Resumido, Breves Estatutos y el Llamamiento, todos documentos que redactara Nguyen Ai Quoc. El Breve Programa Político señala claramente los objetivos políticos del Partido, que consisten en lograr la expusión del imperialismo francés y de la clase feudal, lograr la independencia total de Vietnam, la creación de un gobierno obrero-campesino-militar y la organización de un ejército obrero-campesino.

El Breve Programa Político, las Breves Tácticas, el Programa Resumido, los Breves Estatutos y el Llamamiento aprobados por el Congreso fundacional se convirtieron, de conjunto, en el primer Programa político del Partido. En estos documentos Nguyen Ai Quoc, aplicando de manera creadora el marxismo-leninismo a la realidad revolucionaria vietnamita, precisa que la revolución de Vietnam tiene dos tareas, una antimperialista y otra antifeudalista, pero antepone la tarea de la liberación nacional antimperialista en el primer plano. Por lo tanto, concentra la lucha antimperialistas y antifeudal contra los reaccionarios y lacayos para lograr la amplia unidad de todas las clases y capas sociales patrióticas y antimperialistas, incluyendo a la burguesía nacional, con la alianza obrera-campesina como base y bajo la dirección de la clase obrera.

En octubre de 1930, el Pleno del Comité Central del Partido celebrado en Hong Kong (China) aprobó la Tesis Política, la resolución sobre las tareas apremiantes y la elección del camarada Tran Phu como secretario general del Partido. Con respecto al terreno militar, la Tesis Política expresa: “Las sublevaciones armadas, que son acciones excepcionales, no sólo deben adecuarse a las condiciones concretas de la revolución, sino además a normas militares… Mientras no existan las condiciones revolucionarias para ello, ha de agudizarse la lucha. Pero el propósito de esta lucha enérgica no es realizar acciones imprudentes o sublevaciones armadas prematuras, sino movilizar a las grandes masas populares para demostrar sus fuerzas en manifestaciones, huelgas, etc., con vistas a que estén preparadas para insurrecciones armadas posteriores”.

En su resolución sobre las tareas urgentes del Partido, el Pleno del Comité Central indicó: “El objetivo del Partido es dirigir a las masas para que participen en las sublevaciones armadas”2. El Pleno plantea algunas tareas inmediatas relacionadas con la construcción de las fuerzas políticas y militares y señala como tarea fundamental en el trabajo diario del Partido la captación de las amplias masas populares como factor que garantizará el éxito de futuras sublevaciones. El Partido debe emprender de inmediato la organización de su Ministerio militar con vistas a: “1. Garantizar el entrenamiento militar de sus militantes; 2. Ayudar a los obreros y campesinos en la creación de su autodefensa; 3. Realizar agitación dentro de las filas del ejército enemigo”1.

Lamentablemente, debido a las influencias izquierdistas de la Internacional Comunista, el Pleno del Comité Central de octubre de 1930 criticó y eliminó la tesis política, la táctica y los estatutos viejos del Partido”. Sin embargo, los criterios políticos y militares de Nguyen Ai Quoc reflejados en el primer Programa del Partido (febrero de 1930) continuaron siendo el contenido fundamental de los documentos del Pleno.

En la década de los años 30 del siglo XX , Nguyen Ai Quoc tuvo muchos logros y enfrentó grandes desafíos. No obstante, con su extraordinaria voluntad, su fe absoluta, sus intransigentes concepciones y su coraje, logró vencer todas las dificultades y pruebas demostrando sus nobles y excepcionales cualidades como combatiente comunista ejemplar de la revolución vietnamita y del mundo. A finales de enero de 1941, tras 30 años de actividades revolucionarias en el extranjero, Nguyen Ai Quoc regresó a la Patria. El 10 de mayo de 1941, se celebró en Cao Bang y bajo la presidencia de Nguyen Ai Quoc, el VIII Pleno (ampliado) del Comité Central del Partido. El Pleno valoró: “Es este el momento de supeditar los intereses sectoriales y clasistas a los de la subsistencia y la supervivencia del país y de la nación. Si no logramos la liberación del país y no recuperamos la independencia y la libertad para toda la nación, no sólo nuestro país y nuestro pueblo tendrán que seguir corriendo la suerte de criados, sino que además esos intereses sectoriales y clasistas no se recuperarán ni en miles de años”1. El Pleno afirmó: “La revolución vietnamita tiene que hacerse a través de la insurrección armada”2. Como preparativos de la insurrección llegado su momento, el Pleno emitió una resolución para la creación de las brigadas de autodefensa y de las escuadrillas guerrilleras por la salvación nacional como fuerzas de choque en los levantamientos locales y en las insurrecciones generales. Se planteó así mismo fortalecer y hacer de las bases de Cao Bang-Bac Can y Vu Nhai-Bac Son, el centro de las insurecciones en el norte del país. Con el objetivo de unir las fuerzas de toda la nación, el Pleno aprobó la iniciativa del líder Nguyen Ai Quoc de crear el Frente Nacional Unido Antifrancés y Antijaponés de Vietnam bajo el nombre de la Liga por la Independencia de Vietnam cuya abreviatura fue Viet Minh.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *