Un reformismo de elite; una revolution popular -3

Durante ese ano concurrieron a Estrella Tropical, para afiliarse, las princi- pales figuras del movimiento conspirativo en las otras poblaciones de la region:
” Manzanillo, Holguin, Tunas, Jiguanf y Guisa. Entre ellas estaban Carlos Manuel de Cespedes, Jaime Santiesteban, Manuel de Jesus (Tita) Calvar, Agustfn Valerino, Vicente Garcia, Francisco Munoz Rubalcava, Belisario Alvarez, Julio Grave de Peralta, Jesus Rodriguez y Donato Marmot quienes llevaron a sus respectivas ciudades y villas el germen que serviria para la creation de las logias de esas ciudades y, a la vez, los nucleos conspirativos en cada una de ellas.
No se conoce lo suficiente el surgimiento de algunas de estas logias, como la de Tunas, creada por Francisco Munoz Rubalcava y Vicente Garcia, y la de Jiguani, en la que se encontraban Donato Marmol y Maximo Gomez. Sin embargo, hay constancia del modo en que se constituyeron las de Holguin y Manzanillo. En la primera de estas dos ciudades, se fundo la logia Sol de Oriente, que pocos dfas despues cambio de nombre por el de Hijos de la Viuda, el 2 de septiembre de 1867. Viajaron a esa ciudad para su constitucion dos santiagueros y el bayames Francisco Vicente Aguilera. Recayo en el abogado Belisario Alvarez Cespedes la dignidad de Venerable Maestro, quien, ademas, fue el principal organizador de los conspiradores de la zona. Entre sus miembros estaban Francisco y Julio Grave de Peralta, Limbano Sanchez y Calixto Garcia.
La mas notable de las logias surgidas en la region oriental fue la Buena Fe de Manzanillo. Su constitucion, tambien bajo la presencia de Manuel Ramon Fernandez, se llevo a cabo en el mes de abril de 1868. Su Venerable Maestro fue Carlos Manuel de Cespedes, devenido Padre de la Patria, quien a la cabeza de los manzanilleros produjo el Grito de la Demajagua con el cual se iniciaria la Revolu- cidn del 68. Sus 37 miembros formaban, de un modo u ouo, parte del proceso conspirativo y entre ellos se destacaban el hermano de Carlos Manuel, Francisco Javier, Bartolome Maso, Eligio Izaguirre, Manuel Anastasio Aguilera y Porfirio Tamayo.
as diferencias entre el movimiento independentista y el reformista pue- den constatarse al comparar el primer editorial del diario El Siglo y los conteni- dos del programa del GOCA. Este ultimo proclamaba las “bases fundamentals del bien publicoIra. Soberama del Pueblo; 2da. Libertad del Trabajo; ra. Contribucion Directa; 4ta. Libertad Religiosa; 5ta. Libertad de la Persona; ota. Soberama de las Naciones; ma. Derecho de Reunion; va. Libertad de Imprenta; 9na. Libre Cambio; lOma. Habeas Corpus; Ina. Juicio por Jurado; da. Igualdad Social. Estos principios eran ampliamente explicados y con- cluian en la defensa de la soberama del pueblo, del sistema republicano del Estado democratico y laico, de la libertad de conciencias, en particular de la religiosa, y de la igualdad social.
Todo el sistema se sustentaba en una concepcion filosofica racionalista, dirigida contra la escolastica tradicional. Se ensenaba que todo el conocimiento humano debe someterse al “crisol de la Razon’ Pero este racionalismo, a dife- rencia del de los ilustrados franceses del siglo xvin, estaba matizado por el romanticismo: El hombre no puede gobemarse por la Razon pura, pues tiene pasiones, habitos e intereses radicales, a menudo contrarios a la Filosoffa, la Moralidad y la Inteligencia Uustrada; por lo que el buen legislador debe hacer que el principio ceda el paso a la necesidad, hasta que por la ley invariable del Progreso preparen el camino para que el interes material y el mental marchen de consuno; en fin, que para que sea completamente dichoso, no ha de olvidarse que vive tambien por el corazon, y que ha creado la musica, la poesia y todas las bellas artes, porque es sensible; y que conviene fomentar el lujo que excita el ingenio a producir sus maravillas y pule las costum- bres, dulcifica el trato, y nos vuelve mas generosos, amantes y corteses.
En estos textos se expresa que la Igualdad Social, es la ley de la naturaleza, y debe- mos rehabilitar a toda prisa al proletariado. Yo… juro por mi honor guardar inviolable mis obliga- ciones, sostener el principio de la Igualdad Social, y hacer cuanto pueda en lo humano por la
rehabilitaci6n de las clases proletaries y la abolicion de todo fuero, privilegio y division fundada en la nobleza de la cuna, el oficio o la riqueza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *